En el Parque deportivo urbano de la Mar Bella existen casi 3.000 metros cuadrados para el disfrute de los skaters. Un conjunto de pistas y obstáculos de nueva construcción que visitan al día cientos de barceloneses.

Fue construido en el año 2014, creando así un lugar en el que disfrutar del deporte sobre ruedas que normalmente se encuentran desplazados de los centros urbanos. Barcelona decidió dar un cambio en esta lejanía y construyó este parque deportivo cercano al que cualquiera puede llegar.

La petición del parque por parte de los skaters llegó tras la celebración de los X Games en Barcelona en el año 2013. En los X Games compiten, además del skate, otros deportes como BMX, Freestyle, enduro. Este evento supuso un gran incentivo para los amantes de los deportes con ruedas, teniendo así una gran aumento de seguidores en la ciudad.

La unión de los seguidores hizo que solo un año después llegara la inauguración de este espacio público en el que poder disfrutar de estos deportes.

El parque fue diseñado por SCOB Arquitectura y Paisaje de Sergi Carulla y Oscar Blasco, empresa encarga de crear también los otros dos grandes parques deportivos de Barcelona: Áurea Cuadrado en Les Corts y Vía Favencia en Nou Barris.

El paraíso para los Skaters 

Existen distintos grados de dificultad en las diferentes rampas y funbox. Tanto si estás empezando como si ya eres un total experto en la materia, encontrarás las rampas perfectas para utilizar el skate. En definitiva, podrás ver un sinfín de dunas en las que practicar con el monopatín o con otras variedades similares.

El terreno utilizado posee pendientes que han sido aprovechads para ubicar todos los componentes del parque. Por ejemplo, desde la entrada, ocupada por un gran descenso, gracias a su altura, se podrá observar casi al completo el parque. Al adentrarse en el parque, llegarás a diferentes piscinas, rampas y snakeruns.

Incluso los más pequeños podrán acudir allí subidos a sus patines de línea o patinetes y adentrarse poco a poco en este mundillo. A la vez podrán ver como los más mayores y profesionales hacen trucos increíbles.

Un parque diferente

Al pensar en un parque, vienen a la cabeza componentes que no encontrarás en este espacio.

Por ejemplo, la vegetación queda algo desplazada en este parque, su finalidad es prácticamente de forma única, deportiva. Podrás encontrar más vegetación en otro espacio que está muy cercano a este parque deportivo, es el Parque Poblenou. Lo mismo ocurre con el agua, no encontrarás ningún lago ni punto de agua.

Si que podrás ver, en su parte alta, algunos bancos o gradas en los que descansar después de un rato de deporte o bien vigilar a tus hijos. Estos asientos sirven como punto de encuentro de los deportistas y aquellos que desean verlos y han hecho que haya más unión entre practicantes y seguidores. Anteriormente, la práctica de estos deportes generaba desencuentros entre deportistas y vecinos pero, al crear un sitio específico para desarrollarlo, se ha evitado la desunión entre ambos.